Seleccionar página

El vino es mucho más que una bebida; es una parte fundamental de la cultura y la historia de la humanidad. En La Fábrica, estamos apasionados por el vino y creemos que su aprecio va más allá del simple acto de beberlo. En esta publicación, te invitamos a explorar la rica cultura del vino, desde su origen hasta su papel en la gastronomía y la sociedad actual.

El vino tiene una historia que se remonta a millas de años. Las primeras evidencias de la producción de vino se encuentran en el Cáucaso y el Medio Oriente, datando de hace más de 6.000 años. Desde entonces, el vino ha sido una parte integral de las civilizaciones griega y romana, donde se consideraba una bebida divina asociada con la celebración y la comunión.

 

El Vino en la Gastronomía

Uno de los aspectos más fascinantes de la cultura del vino es su profunda conexión con la gastronomía. En La Fábrica, consideramos que maridar vinos y platos es un arte. Hemos trabajado arduamente para crear una carta de vinos que complemente perfectamente nuestra oferta culinaria. Desde vinos tintos robustos que realzan los sabores de la carne hasta blancos refrescantes que acompañan a la perfección nuestros platos de mariscos, el vino juega un papel esencial en nuestra experiencia gastronómica.

 

¿Cuáles son los más reconocidos?

  • Vino tinto: Se elaboran con uvas tintas y esto hace que tengan un color muy intenso.
  • Vino blanco: Se elabora con uvas blancas y tienen un color amarillo pajizo.
  • Vino rosado: Se elabora con uvas tintas, pero se fermenta como un vino blanco, ya que tiene un color rosa pálido e incluso, un poco de sabor afrutado.
  • Vino espumoso: Se elabora con una segunda fermentación en botella, lo que le da ese sabor a burbujas.

 

¿Cómo hacer para disfrutar un poco más del vino?

El vino también ha desempeñado un papel central en las celebraciones y tradiciones en todo el mundo. Desde el brindis con champagne en bodas hasta el vino tinto en las fiestas de Navidad, el vino simboliza la alegría, la unión y la celebración. En algunas culturas, como la italiana, el vino es parte de la vida cotidiana y se disfruta en cada comida. Te damos algunos trucos para que el vino esté en las mejores condiciones:

  • La temperatura adecuada: los vinos tintos se suelen conservar a una temperatura de entre 16º/ 18º.
  • Utilizar una copa adecuada: la copa de vino es muy importante a la hora de tomarte un vino. Debe de ser lo suficientemente grande para que se oxigene, pero no mucho para que no pierda el aroma del vino.
  • Maridar el vino con la comida: Es fundamental la comida que complemente el sabor de la comida.

 

¡En La Fábrica, estamos comprometidos en compartir todo nuestro conocimiento en vinoteca contigo!