Seleccionar página

A veces apetece un poco innovar en la comida y en los ingredientes que utilizamos. Lo común es poner lo que se suele utilizar siempre, sabiendo que va a funcionar, pero… ¿Cómo de bien sería improvisar un poco y conocer nuevos sabores? Por ejemplo, una buena salsa a la carne puede darle ese toque, ¿Qué te parece conocer y descubrir las mejores salsas para carnes? Te contamos todo.

 

Salsa de Champiñones Cremosa

La salsa de champiñones es una delicia para los amantes de las carnes, especialmente para los filetes. Su cremosidad y el sabor terroso de los champiñones se combinan perfectamente con la jugosidad de la carne. ¿Quieres saber cómo se hace? Comienza con champiñones frescos, cortados finamente, salteados en mantequilla para resaltar su textura. La base que se suele utilizar es crema o leche.

Esta salsa se suele acompañar tanto a platos de pasta, pollo, carne o incluso vegetales. ¡Con esto disfrutarás de una comida más especial y novedosa!

 

Salsa de Vino Tinto

En una de las salsas a las que más se suelen acudir. Para bajar la intensidad del vino se suele utilizar ingredientes como la cebolla, ajo, caldo y hierbas aromáticas. La acidez del vino tinto equilibra la grasa de la propia carne. Si te interesa hacerla, te explicamos como:

  • Comienza salteando ajo picado en aceite de oliva caliente hasta que esté dorado. Agrega vino tinto y deja que se reduzca a la mitad para poder identificar el sabor.
  • Añade hojas de laurel, sal y pimienta (al gusto).
  • Cocina a fuego lento durante 15 minutos; después retira las hojas de laurel y triturarlo todo.

Salsa de Mostaza y Miel

Es una de la combinación más querida por el público. ¡Completa a la perfección la mostaza y miel con las carnes de cerdo y pollo! La mostaza aporta eses toque picante, haciendo que cree una mezcla perfecta entre ambas. Es una salsa tan versátil en la cocina, que ayuda a la preparación de cualquier plato. Su preparación es la más fácil de las tres:

  • Mostaza
  • Miel
  • Vinagre de manzana
  • Aceite de oliva
  • Ajo y sal (al gusto)

¡Descubre cómo estas salsas pueden transformar tus comidas en experiencias increíbles!